martes, 2 de agosto de 2011

Cuando Bajas La Mirada

Sensación de estar en un letargo
Cobija de espinas y agujas en tu regazo
Tierra seca que se resiste al viento
Luz que se pierde entre sombras y tiempo

Sobrevives con miradas compasivas
Respiras de recuerdos y el primer día
Acurrucas tus miedos en tus lágrimas
En tus ritos de añoranzas cada día

Silencio que despierta sus preguntas
Divagas formalmente en mi ausencia
Te vistes de noche cuando el sol brilla
Sonríes y recuerdas mis cortesías

Te estremeces con el platear de la luna
Te ilusionas con olvidar algún día
Haces distancia con tus palabras
Ocultas tus heridas en mi vida

Gota dorada que irradia ternura
Ocaso de un bendito atardecer
Cúmbre de bendiciones y gloria
Girasol que me hace sonreír

Corazón en la arena, en la piedra
En el cielo estrellado, luna llena
Pasos perdidos, buscados en la orilla
Cielo estrellado, el cielo está en tus manos.